1. ¡Hazlo con tiempo! Reserva tu sesión con antelación y organiza todos los detalles sin prisas. Queremos que todo salga perfecto para ti y tu familia.
    2. ¡Cuéntanos tus ideas! Habla con nosotros sobre lo que te gustaría para la sesión. Queremos capturar momentos únicos que reflejen tu estilo y personalidad.
    3. ¡Prepara a tu peque! Explícale lo emocionante que será el día de la sesión y anímale a divertirse y ser él mismo. ¡Juntos podemos practicar algunas poses divertidas!
    4. ¡Elige con cariño su outfit! Escoge ropa y accesorios que hagan que tu hijo/a se sienta genial y reflejen su esencia. Queremos que se sientan cómodos y auténticos.
    5. ¡Mantén la calma y disfruta! Durante la sesión, relájate y disfruta del momento. Si tu hijo/a necesita un descanso o se muestra un poco tímido/a, ¡no pasa nada! Estamos aquí para ayudarles a sentirse cómodos y seguros.
    6. ¡Confía en nosotros! Déjanos capturar los momentos especiales con nuestra experiencia y creatividad. ¡Te sorprenderás con los resultados!
    7. ¡Diviértete al máximo! La sesión de comunión es una oportunidad para crear recuerdos inolvidables en familia. ¡Así que relájate, sonríe y disfruta del momento! ¡Estamos emocionados por ser parte de esta experiencia contigo!